Nuevas Masculinidades: la historia de Pedro Nel y Kevin

El Equipo Masculinidades Caribe, EMC, lo conforman 21 delegados (en edades entre 22 a 55 años) de 6 organizaciones copartes de Swissaid localizadas en 5 municipios de la región Caribe.

El EMC está capacitado para asumir las réplicas de los talleres en cada una de sus organizaciones teniendo como referente la caja de herramientas  cuyos contenidos temáticos son: equipajes de género, sistema patriarcal, pautas de crianza, historia de las luchas de las mujeres, derechos de las mujeres, sexualidad, relaciones intergeneracionales, violencias de género, nuevas masculinidades, hombres y vida doméstica, paternidad, relaciones de pareja, empoderamiento social de las mujeres y el género en las organizaciones. En el 2016 se ha iniciado un proceso de capacitación en otros temas relacionados con la cultura de paz para asumir otras labores en contexto de post-acuerdo y dinamizar a nivel regional la campaña En el Caribe El Machista No vale Na.

 

Pedro Nel y Kevin hacen parte del EMC y nos comparten sus testimonios: 

El campo se ve amarillo. Hace muchos meses no llueve, desde el año pasado. Unas pocas lluvias, unos serenos como dicen en el caribe, apenas mojaron la tierra porque de tanta sed ella se la llevó al fondo de su vientre. Arriba, en la superficie, en donde se cultiva, el agua no se quedó y se murieron las semillas de ñame y yuca, y la de maíz no alcanzó a sembrarse, para qué.

   Otra vez, como ayer y antes, Kevin salió para ver si en el cielo había nubes de fertilidad… Dijo una corta oración. No se entristeció pero se quedó pensando un  momento, como si quisiera exorcizar alguna duda. En la iglesia a la que asiste, le han dicho que no hay que desconfiar. Su papá, Jorge Rodríguez es el pastor  y  lo dice cada vez muchas veces al día.

   A Inicios del 2014, Kevin se vinculó al proceso de nuevas masculinidades que se viene adelantando en la zona. Tenía 17 años. Desde entonces no ha dejado de    asistir a los talleres y encuentros, y siempre es el primero en llegar, impecable en su ropa y en sus sueños. Quiere  ser médico. Está estudiando algo en salud por  ahora. Proyecta ayudar a su comunidad afectada durante varios años por la violencia, el dolor y  miedo.

   Kevin siente que lo que se trabaja en el Proyecto Masculinidades III  es compatible con su fe y con la Biblia, le sirve para ser mejor cristiano. Todo eso de la no    violencia, del respeto a la diversidad humana, de los derechos de las mujeres, y de ser hombres nuevos, hace parte de sus creencias y por eso comparte con sus  amistades de la iglesia lo que se trabaja en los talleres. Igual han hecho Heriberto y Elmis de Asomuprosán; y Marly y Manuel de la Asociación Nueva Esperanza.  Esto significa que el Proyecto no va en contravía sino que nutre todas las dimensiones de la vida de las personas participantes. El papá de Kevin, quien es pastor,  lo anima y apoya.

                                                                                                                                               

Entre tanto en una vereda del municipio de Los Palmitos en San Jaime, Pedro Nel de 34 años, cuenta orgulloso que su hijo Esteban de 10 años ingresará al grupo de teatro que se está volviendo a activar por parte del proceso de nuevas masculinidades. Pedro Nel hace parte del Equipo Masculinidades Caribe desde su creación en el 2010. Durante algunas temporadas ha hecho un alto para ir a otros trabajos ya que la tierra ha estado arisca desde hace varios años, pero siempre ha estado al tanto de lo que pasa.

Su nueva paternidad la ha ido construyendo en el proceso. Alguna vez dijo que había decidido no seguir la ruta de crianza de su padre, porque había descubierto mejores posibilidades gracias al Proyecto de Masculinidades. Ahora tiene también una hija, y su esposa Yuris igualmente está descubriendo nuevas maneras de ser mamá y sobre todo, de ser mujer con derechos. Pedro Nel está de su mano y de su lado.

Igual en San Jaime el pasto está seco. Ya son varios los años en los que se han perdido las cosechas de un proyecto productivo. En este contexto viene germinando una pregunta: ante esta situación, ¿qué puede aportar la propuesta de nuevas masculinidades y equidad de género? , hombres y mujeres vienen tomando conciencia que la equidad y justicia van también con la tierra y que una ética del cuidado con el medio ambiente también es cosa de hombres.