Reconversión agroecológica y recuperación ecosistémica

A través del fortalecimiento de capacidades organizativas del Equipo Agenda Rural y sus nodos territoriales, la comunidad se beneficia del proyecto sistemas productivos en bosque seco tropical resilientes al cambio climático en el municipio de Los Palmitos, Sucre.

 

Las familias campesinas han vivido serios problemas que han afectado su ecosistema de bosque seco tropical, desde los años 70 con la bonanza algodonera y luego con las actividades agropecuarias insostenibles y la tala indiscriminada de bosque para ganadería extensiva, que exige suelos desprovistos de vegetación; y monocultivos de pancoger y tabaco. Los suelos se encuentran en un proceso de desertificación acentuada por fuertes veranos (años 2012, 2013, 2014, luego 2018-2019 de 7 meses consecutivos) y por la salinización propia de la escasez de agua.

 

El municipio de Los Palmitos tiene la mayor parte de su territorio ubicado en la subregión Sabanas del departamento de Sucre y una considerable franja en los Montes María en el norte del país. Las escasas e intensas precipitaciones en el municipio hacen que se presenten problemas de erosión y escasez de agua para las actividades agropecuarias. Las lluvias inician en abril a junio y de agosto a noviembre, pero el resto de los meses es notable la sequía, especialmente desde diciembre hasta marzo. No hay corrientes de agua permanentes como ríos, caños o quebradas, sólo cuenta con arroyos de caudal estacionario en épocas de lluvias, lo que limita las labores agrícolas.

 

Una alianza para enfrentar el cambio climático

 

En la última década, la prolongación del período de sequía ha agudizado las condiciones de productividad agravando aún más la seguridad alimentaria.  Entre el año 2012 y el primer semestre del 2015 el intenso verano que se presentó en la zona, trajo consigo la pérdida de los cultivos transitorios y de pancoger, como yuca, ñame y plátano, y toda la producción de los patios de hortalizas, plantas medicinales y ornamentales, y acabó con las especies menores, afectando gravemente a las comunidades más pobres que quedaron sin alimentos.  

 

Algunas familias del municipio se resistieron a seguir soportando las consecuencias adversas y decidieron hacer un cambio a partir de la transformación de su “ecosistema esencial de vida”. En el 2011 un grupo de 18 líderes comunitarios (14 hombres y 4 mujeres) representantes de 15 organizaciones del nivel veredal conformaron una alianza denominada Equipo Agenda Rural. Dichos líderes, preocupados por la crítica situación económica, social, productiva y ambiental del sector rural, le apostaron a una estrategia de trabajo colectivo que incluye una línea de producción con el uso de diversas prácticas agroecológicas y proponen un modelo productivo en condiciones ambientales de sequía y pérdida de fertilidad del suelo con sistemas silvopastoriles y sistemas agroforestales para la recuperación del suelo; acceso y disponibilidad del agua  (construcción y  manejo de jagueyes[1]),  recuperación del paisaje y conectividad vegetal (establecimiento de viveros para la recuperación vegetativa del bosque); recuperación de semillas criollas (casas de semillas) como alternativa de resiliencia y rehabilitación ambiental que permite hacer frente a los cada vez más frecuentes eventos climáticos extremos. 

 

Las propuestas están contenidas en el Plan de Seguridad y Soberanía Alimentaria para el municipio de Los Palmitos - PSSA escrito de manera participativa con un grupo de familias y aprobado en el 2013 por el consejo municipal. El proceso de formulación contó con el apoyo técnico del equipo de profesionales de SWISSAID.

 

Poniendo en marcha las propuestas de Reconversión de sus sistemas productivos

 

En el año 2018, 30 familias de 11 nodos veredales iniciaron la adaptación de sus sistemas productivos en sus fincas como resultado del diagnóstico y la planificación predial. La adaptación del sistema productivo comprende además el compromiso de los y las productores (as) para la implementación de acciones comunitarias voluntarias para la conservación y restauración de zonas colindantes a arroyos o áreas estratégicas para generar pequeñas conectividades de relictos y recuperación vegetativa.

 

14 familias en una de las veredas más marginadas del municipio se beneficiaron con la construcción de 14 jagüeyes para el aprovisionamiento de agua lluvia, en promedio la capacidad de almacenamiento es de 1.284 metros cúbicos. A inicios del presente año se construyeron 68 jagüeyes para igual número de familias y asegura la producción de alimentos diversificados en épocas de sequía.

 

Con cada familia se hicieron acuerdos para la reconversión ambiental, con acciones comunitarias de reforestación para la recuperación del sentido de los bosques que cumplen un rol importante en la alimentación tanto para las familias como los animales. Para ilustrar esto, se cercaron 27 hectáreas de zonas colindantes a arroyos/jagüeyes en áreas estratégicas para generar pequeñas conectividades de relictos y recuperación vegetativa. Se sembraron 1.440 especies propias del bosque seco tropical así como 250 frutales entre ellos: tamarindo, mango, guanábano anón, mandarina, guayaba agria y dulce; maderables como roble, campano, ceiba  de agua, camajón, vara de humo; y forrajeras como matarratón y orejero. La meta es llegar a tener 50 hectáreas aisladas en conservación, involucrando a más de 111 familias.

 

 

Se inició el proceso de propagación de material vegetativo con la entrega de semillas del pasto tanzania (pasto de sombra) a 76 familias de productores (as) que cuentan con ganadería familiar, a cambio cada productor asumió el compromiso de la reconversión de sus sistemas productivos para implementar modelos de pastos arbolados, y/o sistemas silvopastoriles.

 

Son 152 familias beneficiarias, entre los que se encuentran 463 hombres y 371 mujeres para un total de 834 personas de 17 nodos de veredales, incidiendo en más del 50 % de las veredas de Los Palmitos. Además, de manera indirecta beneficia a por lo menos 260 productores (as), vecinos (as) de los nodos que participan en las actividades de restauración ambiental. Se ha puesto en marcha el proceso de reconversión agroecológica y recuperación ecosistémica y los y asociadas de la organización comunitaria realizan una labor de incidencia política que garantice los derechos de la población campesina de todo el municipio de Los Palmitos en Sucre.

 

 

Walquiria Pérez, representante País SWISSAID Colombia - Fotografías: Viviana Sánchez Prada 

 

[1] Jaguey: es un reservorio de agua construido de manera artificial con maquinaria como retroescabadora o buldozer, para el almacenamiento de agua lluvia en las fincas o parcelas, se usa para actividades agropecuarias generalmente.