Mujeres que vinculan saberes para la vida Homenaje a Betsabé Espinal

En 1920, en el municipio de Bello - Antioquia, más de 400 mujeres trabajadoras de la Fábrica Textil se declararon en huelga para oponerse a los malos tratos, a los acosos, a la diferencia de salarios en comparación con los de los hombres y a las normas que les exigían ir a trabajar descalzas. Esta, considerada la primera huelga laboral en Colombia, fue liderada por Betsabé Espinal, una joven de 24 años que alzó su voz y pasó a la historia por ser pionera en la lucha de las mujeres por sus derechos laborales. Betsabé Espinal. Una historia para confiar en el poder de las mujeres.

 

Has clic en la imagen para ver video. 

 

Se cumplen 100 años de la primera huelga de mujeres en Colombia que reivindicó derechos comos trabajadoras

 

Han transcurrido 100 años de la primera huelga de mujeres en Colombia que reivindicó derechos como trabajadoras; y aún las mujeres continúan elevando sus voces en busca de un reconocimiento y dignificación de sus aportes a los territorios rurales.

 

Es hora de reconocer, y enaltecer los saberes de la mujer rural en sus diversos roles en la vida: como protagonistas en la planeación del desarrollo local en sus municipios; como guardianas de la biodiversidad, las semillas y el agua; productoras de alimentos; comprometidas con la familia, con las comunidades; mujer custodia del territorio con estrategias que ponen en juego creatividad, resistencia, amor y empoderamiento.

 

Por todo esto, SWISSAID Colombia, respalda las diversas acciones que realizan las mujeres rurales por lograr mejores derechos humanos, sociales, económicos y culturales en sus territorios rurales.

 

Hace un llamado de atención a los hombres como corresponsables en labores de crianza y cuidado. Reconocer que las mujeres pueden aportar sus visiones y tomar decisiones sobre sus proyectos productivos y sus ingresos económicos. La autonomía económica de las mujeres es un pilar fundamental para el pleno ejercicio de sus derechos y una vida libre de violencias.  

 

SWISSAID en su apuesta por un desarrollo rural integral con participación equitativa entre hombres y mujeres. El enfoque de género y corresponsabilidad de los hombres está presente en todas las acciones institucionales y en los convenios de cooperación que acordamos con las organizaciones comunitarias de base.

 

Walquiria Pérez

Representante País

SWISSAID COLOMBIA

 

El día que las mujeres cambiaron la historia del trabajo en las fábricas...

 

“Eran las 6 de la mañana del 12 de febrero de 1920, Betsabé Espinal, Teresa Tamayo, Adelina González, Carmen Agudelo, Rosalina Araque, Teresa Piedrahita y Matilde Montoya se habían puesto de acuerdo para hacer un mitin en la puerta de la fábrica. Como nunca se había escuchado, aquel grupo de mujeres llamó a todos los trabajadores a parar la producción; ya no aguantaban más el trato discriminatorio y abusivo que recibían de parte de los capataces y el patrón; sus exigencias eran más que justas:

 

1.     Despido de los capataces abusadores sexuales

2.     Entrar a trabajar con zapatos

3.     Incremento salarial. Los hombres ganaban 250 % más que ellas, es como si ahora ganaran apenas $360.000 del miserable salario mínimo

4.     Suspensión de las multas

5.     Tiempo para almorzar

6.     Rebaja de la jornada laboral de 12 a 8 horas

 

Betsabé, de 24 años e hija natural, como se le decía en ese tiempo de forma despectiva a los hijos de madres solteras, se destacó entre todas por su recio carácter y alzando su voz arengó el pliego, llamando a sus compañeras y compañeros a respaldar la huelga; inmediatamente se unieron a este llamado las 400 mujeres que eran la mayoría; por el contrario, los hombres entraron a trabajar y no las respaldaron; las burlas no se hicieron esperar, las mujeres a coro gritaban: ¡CAMBIEMOS ESOS PANTALONES POR ESTAS FALDAS!

 

Has clic en la imagen para ver video. 

 

Así comenzó la primera huelga de mujeres en Colombia, en la que se demostró el talante de las mujeres del pueblo. La huelga duró más de 20 días; intentaron por todos los medios persuadirías para que volvieran al trabajo; Emilio Restrepo Callejas, el dueño de la fábrica Tejidos de Bello, movió todas las fichas del Estado: llamó al arzobispo, al alcalde… para que intervinieran y las hicieran desistir de su empeño, pero la justeza y persistencia de estas valientes mujeres, al final logró conquistar el apoyo y solidaridad del resto de trabajadores y de otros sectores. Estas mujeres lograron conmocionar la sociedad.

 

Después de 20 días Emilio Restrepo tuvo que recular: despidió a los abusadores, les permitió trabajar con zapatos y aumentó el salario en un 40 %, les otorgó tiempo para almorzar y rebajó la jornada de trabajo. De conjunto la huelga fue un triunfo, no solamente por las conquistas inmediatas frente al patrón. Lo más grandioso fue que por primera vez las mujeres se convirtieron en una fuerza poderosa que conmocionó la sociedad colombiana.

 

Has clic en la imagen para ver video. 

 

Has clic en la imagen para ver video. 

 

Ilustraciones: @mujeresconfiar 

https://mujeresconfiar.com/