Misión Humanitaria por la Vida y por la PAZ

El 18 y 19 de marzo de 2021 se realizó la Misión Humanitaria por la Vida y la Paz en la comunidad de El Brazo del Resguardo Ríos Valle y Boroboro, ubicado a una hora y media del corregimiento del Valle por vía fluvial, del municipio de Bahía Solano – Chocó. La Misión fue convocada por el cabildo Mayor de la zona de Bahía Solano – Camizobas, la Alcaldía Municipal, SWISSAID y Microempresas de Colombia en su compromiso institucional por asegurar el bienestar de las familias después del desplazamiento forzoso del cual fueron víctimas a causa del asesinato violento de uno de los líderes de la comunidad, hecho ocurrido el pasado 3 de diciembre de 2020. La comunidad retornó a su territorio el 21 de enero 2021.

La Misión se desarrolló con el objetivo de conocer la situación que están viviendo las cuatro comunidades del resguardo Río Valle y Boroboro: BakurúPurrú,  El Brazo, Boroboro y Poza Mansa; así como identificar las acciones de apoyo para el restablecimiento del entorno social, productivo, educativo y organizativo.

 

Se contó con el acompañamiento de SWISSAID- Fundación Suiza de Cooperación al Desarrollo, Microempresas de Colombia; representantes de las juntas de consejos comunitarios: ‘Los Delfines’, ‘El Cedro’ y ‘Río Valle’, funcionarios (as) del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF, Mesa de Víctimas del municipio de Bahía Solano y Colectivo de Mujeres de El Valle; Programa de Derechos Humanos de la Mesa Departamental Indígena del Chocó, enlace indígena de la administración municipal, Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC y la Federación Luterana Mundial.

Desarrollo de la Misión Humanitaria

La Misión se desarrolló en dos momentos:

a) Reunión en Alcaldía del Municipio de Bahía Solano con delegados de organizaciones participantes.

El 18 de marzo se realizó una reunión con el secretario general de la alcaldía, señor Jorge Trujillo y el enlace indígena en la alcaldía, Yamil Machuca.   

La delegación presentó el objetivo de la Misión y la Administración manifestó que las comunidades indígenas del Resguardo Río Valle Boroboro, víctimas de desplazamiento forzoso, recibieron atención inmediata una vez ocurre el hecho y durante el tiempo que se encontraron confinadas. La atención prestada se traduce en paquetes alimentarios, logística para la coordinación de ayudas brindadas por otras organizaciones y combustible para los desplazamientos.

El secretario de gobierno hizo énfasis en que cada entidad tiene unas responsabilidades frente al hecho, como es el caso de la gobernación del Chocó y la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, esta última es quien debe hacer seguimiento para el cumplimiento del Plan de Reparación a las Víctimas. En el caso de la alcaldía, afirma que se realizaron los mayores esfuerzos, sin embargo, hay que considerar los tiempos de los procesos logísticos por las condiciones del departamento y la contingencia de fin de año y cierre presupuestal que retrasó el proceso.

La administración informó que se realizó la reunión de Comité de Justicia Transicional el 10 de enero con los gobernadores indígenas en la cual se llegaron a unos compromisos frente a las afectaciones y necesidades identificadas.

Necesidades identificadas por parte de la Administración Municipal:

 

  • Recuperación productiva, deterioro de cultivos (se realizó un inventario de pérdidas)
  • Deterioro Habitacional
  • Apoyo y acompañamiento psicosocial
  • Patrullaje periódico por parte de la Infantería de Marina

Ante lo cual SWISSAID comenta sobre la voluntad de brindar apoyo de emergencia en la recuperación de la seguridad alimentaria y la mejora de los medios de vida como parte del compromiso institucional de SWISSAID desde el proyecto cofinanciado al resguardo indígena, y además la vinculación de Microempresas de Colombia con acciones complementarias en lo productivo y atención psicosocial.

Se informa que la próxima reunión de Comité de Justicia Transicional es el 6 de abril (se traslada para el 14 de abril) con el objetivo de dar seguimiento a los compromisos adquiridos. Para este espacio están citadas las siguientes instituciones: Gobernación del Chocó, Procuraduría, ICBF, Secretaría del Interior, Defensoría del Pueblo, Personería, Unidad de Víctimas, Policía e Infantería de Marina, Camizobas.

 

Conclusiones

  • Se acuerda realización de reunión entre secretario de agricultura del municipio, representantes de Microempresas de Colombia y SWISSAID para revisar conjuntamente apoyo en el componente agropecuario que van a realizar las tres instituciones, esto con el fin hacerlo de forma articulada. 
  • Informar sobre la reunión del 6 de abril con el comité de Justicia Transicional y consultar la posibilidad de participación en calidad de observadores. 
  • Entregar el acta de compromisos adquiridos por la Alcaldía para el retorno emanado de la reunión de justicia transicional el 10 de enero (el acta fue entregada el 19 de marzo).

 

b. Minga de solidaridad por la vida y la Paz

El 19 de marzo se realizó la misión humanitaria al resguardo y se hizo reunión amplia en la comunidad de ‘El Brazo’, con participación de juntas de cabildos y delegados de las cuatro comunidades. La coordinación de la reunión estuvo a cargo de una de las docentes de la comunidad. Se contó con la participación del enlace indígena de la alcaldía.

A resaltar

  1. La participación de aproximadamente 150 personas de las cuatro comunidades, incluyendo mujeres, hombres, adultos, jóvenes, niñas y niños.
  2. La fuerza y dinamismo de la docente indígena y el rector de la institución educativa de ‘El Brazo’ quienes coordinaron la agenda de la reunión.  
  3. La participación de las organizaciones, instituciones y consejo comunitario en manifestación de solidaridad y apoyo por las comunidades indígenas.
  4. Los gobernadores de los cabildos menores expusieron el Plan de Reparación a Victimas, un documento construido por las mismas comunidades y las autoridades indígenas radicado ante la alcaldía, que presenta un programa para la supervivencia física, social y cultural de las comunidades y la permanencia digna en el territorio. Este abarca las siguientes líneas de acción:
  • Salud y rescate de prácticas tradicionales para la salud y el bienestar.
  • Educación para la identidad y la autonomía.
  • Recreación y esparcimiento con identidad.
  • Saneamiento básico y entorno limpio.
  • Comunicación y conectividad para la integración.
  • Autonomía y seguridad alimentaria.
  • Fortalecimiento de la gobernanza para la defensa del territorio.  
  • Empoderamiento de Cabildos menores del resguardo y Cabildo Mayor CAMIZOBAS.
  • Cultura Material, artesanías y generación de ingresos.

 

Reflexiones

Se hizo evidente las precarias condiciones socioeconómicas que viven las comunidades indígenas, no solo por causa del desplazamiento sino por el confinamiento al que se ven obligadas las familias por la presencia de actores armados ilegales en el territorio, lo cual causa deterioro de su salud física y psicológica; de igual manera algunas viviendas se han estropeado, incluso las escuelas se han visto afectadas. Se evidencia inseguridad alimentaria. Durante el desplazamiento se perdieron parcelas de cultivos como musáceas (plátano, banano, popocha, primitivo), caña, achín, yuca y semillas de maíz y arroz las cuales se dañaron porque quedaron abandonadas y no contaron con el procedimiento adecuado para la conservación; además no cuentan con aves de corral porque los animales se murieron y esto hace que se vea afectada la disponibilidad de proteína animal.  

Frente a lo anterior, el Plan de Reparación Integral presentado por los gobernadores indígenas responde a un nexus de dos esferas, por un lado, la ayuda humanitaria y por el otro, la ayuda al desarrollo, ambos están dirigidos a subsanar las necesidades de la población afectada y a generar condiciones que permitan una recuperación y restablecimiento del bienestar, por lo que se requiere del concurso de las entidades competentes a nivel municipal, departamental y nacional para su implementación. Es decir, tras la ayuda humanitaria brindada por la Alcaldía para facilitar el retorno, surge la necesidad de implementar medidas que permitan la mejora de las condiciones socioeconómicas y las capacidades de las comunidades indígenas para generar soluciones duraderas.

Al final de la jornada, se presentan las siguientes conclusiones:

  • Fortalecimiento a la comunidad en temas relacionados con legislación de víctimas y apoyo en la definición de los espacios e incidencia en los cuales se debe participar.
  • Conformar un grupo de observadores para el seguimiento y apoyo al desarrollo de los compromisos pactados por la alcaldía y como fuente de enlace en espacios nacionales como la UARIV.
  • Lograr una coordinación interinstitucional entre las organizaciones de cooperación presentes en el territorio entre ellas: Microempresas de Colombia, FUPAD, SWISSAID con participación de la alcaldía e instituciones competentes, entre ellas ICBF.
  • SWISSAID y Microempresas de Colombia de manera coordinada, cooperarán con la recuperación de la seguridad alimentaria en el post retorno; y articularán acciones con la alcaldía en la medida que se logre compromiso en apoyar con el restablecimiento productivo.
  • Brindar asesoría y acompañamiento a las comunidades para hacer parte del Sistema Nacional para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas. Se sugiere a la ONIC para asumir este tema (dado el desconocimiento de las comunidades indígenas de la ruta).
  • Motivar la conformación de un espacio interétnico entre consejos comunitarios y comunidades indígenas para apoyarse mutuamente, en especial expresar respaldo a las comunidades en todo el proceso de relacionamiento municipal.

 

Informe elaborado por: SWISSAID Colombia y Federación Luterana Mundial

Fotografías: Rodrigo Viñuela y Walquiria Pérez.