• febrero 17, 2017
  • 299
  • 3 minutes read

Guía metodológica. Redes de custodios y guardianes de semillas y casas comunitarias de semillas nativas y criollas

Guía metodológica. Redes de custodios y guardianes de semillas y casas comunitarias de semillas nativas y criollas

La presente guía es una invitación para que los hacedores de políticas públicas entiendan la importancia de apoyar estos procesos y se pueda avanzar en una estrategia global de protección de las semillas y el conocimiento tradicional asociado a ellas, a partir de reconocer el trabajo que realizan las redes de custodios y guardianes de semillas.
Las semillas que tiene hoy la humanidad para alimentarse y vivir son producto de 10.000 años de trabajo de mujeres y hombres que han hecho agricultura. Existen agricultores que han heredado las semillas de sus ancestros por generaciones, comunidades indígenas, campesinas y afro que manejan sistemas de producción biodiversos, con gran cantidad de semillas y plantas para diferentes usos: alimentación, medicina natural y tradicional, construcción de viviendas y herramientas, muebles y artesanías, rituales y ceremonias, entre otros. Estas semillas han caminado con los pueblos desde los inicios de la agricultura, y se han adaptado en sistemas productivos que han evolucionado con las culturas y el ambiente donde han sido sembradas.

La diversidad de semillas adaptadas a diferentes condiciones climáticas y de manejo permitirá hacer frente al cambio climático. Son éstas las que tienen una memoria de adaptación y sobrevivencia a las condiciones desfavorables, de sequías o inundaciones.
La permanencia de las semillas nativas y criollas en los territorios depende de la disponibilidad y calidad; el acceso de los agricultores a los demás recursos de producción como son la tierra, agua, abonos y capacidad de trabajo; y la definición de políticas públicas que promuevan la soberanía alimentaria en el marco de una autonomía en la producción de semillas nativas y criollas.
La “Guía para Redes de custodios de semillas nativas y criollas” contribuye a mejorar la producción local de semillas, su calidad y conservación, además del fortalecimiento y multiplicación de los procesos de construcción de Redes y Casas Comunitarias de Semillas –CCS- nativas y criollas; es un esfuerzo de sistematización del trabajo realizado con 15 redes de semillas , en el marco de la Campaña Semillas de Identidad Colombia; se constituye en un primer paso para lograr el abastecimiento local de semillas, conservar y recuperar la diversidad biológica, cultural y la soberanía alimentaria de las comunidades en sus territorios, que deberá ser complementado y ajustado con trabajos futuros.
La guía recoge los temas prioritarios para la conformación y puesta en marcha de redes y CCS, en tres capítulos:1) Recuperación y producción de las semillas nativas y criollas; 2) Casas Comunitarias de Semillas: concepto, tipos, acuerdos e infraestructura para el funcionamiento y operación y 3) Aprovisionamiento local de semillas mediante los mecanismos de intercambio, préstamo, regalo y venta de semillas.
Las semillas nativas y criollas son propiedad de los pueblos, deben estar en manos de los agricultores, sembradas y propagadas en los territorios, disfrutadas en las mesas y, conservadas como patrimonio de la humanidad.

Relacionados

Bahía Solano, habla de género

Bahía Solano, habla de género

Iniciativa para la promoción de masculinidades no violentas y construcción de paz en Bahía Solano, Chocó…
Masculinidades no violentas: un cambio necesario

Masculinidades no violentas: un cambio necesario

Iniciativa para la promoción de masculinidades no violentas y construcción de paz Sucre El objetivo de…
Los hombres se comprometieron a la NO Violencia contra las mujeres

Los hombres se comprometieron a la NO Violencia contra las mujeres

Pacto por la no violencia contra las mujeres y cultura de paz El pasado 25 de…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *