• marzo 22, 2023
  • 845
  • 9 minutes read

ESI – Escuela Semillas de Identidad, el espacio donde se forman las personas guardianas de semillas.

ESI – Escuela Semillas de Identidad, el espacio donde se forman las personas guardianas de semillas.

No todo lo que comemos alimenta, no todo lo grande y homogéneo es bello. Lo sabemos porque comprendemos la diversidad de las semillas nativas y criollas, su fuerza de adaptación al cambio climático y su resistencia para salvaguardar saberes, historias y tradiciones de pueblos enteros. En el corazón de las semillas nativas se escucha el rumor de los orígenes, en el corazón de las semillas criollas, el rumor de antiguas voces, ecos de un segmento de nuestra especie que ha sabido relacionarse creativamente con la naturaleza y le ha dado formas que mantienen el equilibrio.  

En la genética de esas semillas existen otras cartografías de este mundo, saberes ancestrales, prácticas culturales e identidades que promueven otras formas menos devastadoras de relacionarnos con la tierra, con los alimentos, con el otro, con la vida. Lo sabemos porque es conocimiento vivo que ha sido resguardado por una extensa red de guardianes y guardianas a través del tiempo y frente a todo cataclismo. Esas personas que en Colombia también son conocidos como custodias y guardadoras de semillas, son las llamadas a comprender y transmitir todo ese cúmulo de información y prácticas, esa fuente de saber que ha permitido a nuestra especie habitar el mundo y reconocer la forma que tiene el mundo de habitarnos.  

En Colombia, muchas semillas han desaparecido, muchas prácticas y saberes se han visto afectados por desplazamientos ocasionados por el conflicto y grandes segmentos poblacionales se ven expuestos a una fuerte crisis alimentaria. 

Para dar respuesta a esa crisis, apoyando la organización comunitaria en torno al rescate de saberes y semillas, SWISSAID-Colombia ha promovido el Programa Semillas de Identidad en 10 departamentos agrupados en 5 Regiones: La región Caribe conformada por los departamentos de Bolívar, Córdoba y Sucre; la Región Cafetera donde convergen Antioquia, Caldas y Risaralda; la región Sur-Occidente conformada por las redes del departamento Valle del Cauca y Cauca; así como la región Centro y la Región Sur donde se destacan el departamento de Boyacá y Nariño, respectivamente.  

Bajo esa iniciativa, diversas organizaciones campesinas, raizales, afrodescendientes e indígenas han estado tejiendo redes con diversos sectores de la sociedad para recuperar, conservar y promover el uso de semillas nativas y criollas en los territorios. Algunas de las necesidades más apremiantes, son la defensa de las semillas frente a políticas y leyes que bajo esquemas de privatización van despojando a hombres y mujeres rurales del control de sus semillas y con ello de sus sistemas productivos locales, permeados de cultura e identidad. 

Durante 20 años estas redes de custodios y guardianas han logrado implementar 83 “Casas Comunitarias de Semillas-CCS”, para la preservación in situ de semillas con el fin de dinamizar los sistemas para su distribución, intercambio, préstamo y venta. Algunas de las redes logran hoy en día recuperar, conservar y vender un promedio mayor a los 1.500 kilos de semillas al año, lo que repercute positivamente en el propósito de visibilizar el trabajo realizado y mejorar los ingresos de la población rural de mujeres y hombres vinculados a las redes de semillas.  

Estas redes se han cualificado en la producción con calidad a través de un proceso de formación y experimentación local participativa que permite generar conocimiento sobre las semillas que producen y distribuyen. Como uno de los productos de este trabajo se ha construido el Sistema Participativo de Garantía de la calidad de las semillas nativas y criollas, así como la “Escuela Semillas de Identidad – ESI – Escuelas Regionales de Formación de Custodios y Guardianes de Semillas Nativas, Criollas y Agroecológicas”.  

Específicamente, la Escuela Semillas de Identidad es una propuesta de formación con enfoque transversal de género que busca entre otras cosas, dar respuesta a la necesidad de aumentar la producción de semillas nativas y criollas de calidad, además de garantizar la diversidad de las mismas bajo un enfoque agroecológico que tiene como base la producción ambientalmente sana, económicamente viable, socialmente justa, culturalmente aceptable y políticamente concertada para el mejoramiento de las condiciones de vida. 

Dicho proyecto educativo se erige desde entonces como un espacio consciente para compartir e intercambiar los saberes que habitan en cada rincón del territorio colombiano, en cada historia de vida, para dinamizarlo en espirales de conocimiento, fortalecerlo en redes locales con trabajo colaborativo, hacer investigación participativa con respeto por la tradición y a la vez con decisivo interés por la experimentación y las prácticas sostenibles. En los dos años de existencia de la Escuela, se han logrado capacitar más de 300 personas para ser guardianas de semillas en nueve departamentos del país. Estos nuevos guardianes y guardianas, articuladas al programa Semillas de Identidad, incorporan, generan y replican conocimientos mediante un diálogo horizontal entre la ciencia y la tradición. 

Con cada guardián y guardiana que emerge en el territorio se fortalece la red que produce alimentos de manera limpia, la red que defiende la diversidad como bien común, la red que revalora la cultura de los pueblos, la red que siembra semillas de identidad, la red que genera cambios que perduran.

Relacionados

Un puente de solidaridad y compromiso: la visita parlamentaria Suiza a Colombia

Un puente de solidaridad y compromiso: la visita parlamentaria Suiza a Colombia

Entre el 2 y el 6 de abril de 2024, Colombia se convirtió en el escenario…
Tejiendo cambio: seguridad alimentaria y equidad de género con las comunidades Emberá Dóbida

Tejiendo cambio: seguridad alimentaria y equidad de género con las comunidades Emberá Dóbida

Desde SWISSAID – Fundación Suiza de Cooperación al Desarrollo, nos complace compartir los resultados del Proyecto…
Agua y esperanza  – La transformación de Potosí.

Agua y esperanza – La transformación de Potosí.

En la vereda de Potosí, de Gámeza, Boyacá, se despliega una historia de transformación y esperanza…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *