• mayo 15, 2012
  • 132
  • 3 minutes read

PARA LAS FAMILIAS INDÍGENAS Y CAMPESINAS DEL BAJO SINÚ FLORECE LA ESPERANZA

50 familias de los municipios de Momil, Purísima y San Antero en Córdoba, vinculadas a la Asociación de Productores Agropecuarios Alternativos (APRALSA)

Se dieron cita en el municipio de Momil para presentar  al resto  de la comunidad el Proyecto Minicadena de Especies Menores La Esperanza e invitaron a productores y comercializadores a ser parte de éste.

El objetivo de esta iniciativa es el de fortalecer institucionalmente a APRALSA, el fortalecer las unidades económicas de pequeños productores y visibilizar esta experiencia como un proceso aplicable en otras comunidades que trabajan asociadas en Organizaciones de Base Comunitaria.

Este proyecto que se realiza gracias a la alianza entre  la Fundación Surtigas, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Red Interamericana de Fundaciones y Acciones Empresariales para el Desarrollo de Base (RedeAmérica), Fundación Suiza de Cooperación al Desarrollo (SWISSAID) y la Asociación de Productores Agropecuarios Alternativos (APRALSA).

La Minicadena de Especies Menores la Esperanza,  es el primer producto surgido del Proyecto de  Encadenamiento Productivo del Bajo Sinú, un proceso que busca articular las iniciativas productivas  de la organización APRALSA conformada por las unidades productivas y comerciales de jóvenes y familias campesinas del Cabildo Indígena Zenú San Pedro Alcántara.

El lanzamiento de la Minicadena de negocios transcurrió como una rueda de negocios donde los potenciales  comercializadores y consumidores pudieron conocer de cerca la calidad de los productos.
Logros obtenidos a la fecha, mediante el desarrollo de una metodología participativa:
  • Mejoramiento de ingresos para las familiar participantes, gracias al aumento en los niveles de  venta de sus productos.
  • Articulación del trabajo comunitario realizado por los Jóvenes Gestores de APRALSA, con el  proceso de encadenamiento productivo que busca también un desarrollo Económico.
  • Mejora en la operatividad administrativa de APRALSA a través de asesorías dirigidas al equipo  administrativo en temas  contables, financieros y tributarios.
  • Por su parte los productores asociados a la Minicadena se han apropiado de las capacitaciones en manejo ambiental, mínimo de buenas prácticas de manufactura, uso de utensilios y vestimenta adecuada para la manipulación de alimentos y el mejoramiento de las instalaciones donde se  realiza la actividad productiva (criaderos, cultivos).

 

Leer más en:

http://www.surtigas.com.co/portal/page/portal/www.surtigas.com.co/files/enero-20121/encadenamiento-productivo.pdf

 

Relacionados

Los hombres se comprometieron a la NO Violencia contra las mujeres

Los hombres se comprometieron a la NO Violencia contra las mujeres

Pacto por la no violencia contra las mujeres y cultura de paz El pasado 25 de…
Un pacto permanente por la no violencia y cultura de paz

Un pacto permanente por la no violencia y cultura de paz

Conmemoración del día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres Por medio del…
Una política pública sobre agrobiodiversidad que se debería implementar en el nuevo gobierno

Una política pública sobre agrobiodiversidad que se debería implementar en el nuevo gobierno

Grupo Semillas[1] El nuevo gobierno electo en Colombia abre nuevos horizontes que permitirán avanzar en las…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *